11 dic. 2010

Ponele, vos, nada más... ponele... Es un sábado a la noche, ya en pijama, el estudio ato y cerro cada puerta y ventana. El fondo, hondo, muy hondo de la mochila... La mano tantea un par de cosas.
SI! Finalmente, su fiel amigo... Phil Morris! Pero no! por dios: NO!! Nunca estuvo tan vacío. No hay ley presente, y la lluvia que se va, pero dejando el rastro.
Baja.
Y por lo bajito le dice "¿Che, me das un cigarrillo?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario